Conil. Día 3.

Saludos de nuevo, familia, amigos y vecinos…
Pues ya se va terminando esta escapadita a Conil… Todo lo bueno acaba :(
Esta mañana nos despertamos prontito, sobre las 7 y media, para, tras la rutina matutina, irnos a visitar el pueblo, que teníamos ganas… No ponemos fotos por varios motivos:
1.- Se nos acabó la batería de la cámara gorda…
2.- No estaba de humor para hacer fotos con el iPhone recién entrado en la crisis de los 40
3.- El pueblo tampoco es para tanto…
 

Conil. Día 2

Saludos de nuevo, familia, amigos y vecinos…

Seguimos contando las aventuras de una familia de vacaciones en Conil!!

Hoy nos levantamos tarde… ¡¡A LAS OCHO!! Cuando María decidió que con una hora de tregua es suficiente 😀

Tras el desayuno buffet (de nuevo espectacular) bajamos, esta vez sí y todos juntos, a eso de las 10 de la mañana, a la playa!! María descubrió, otra vez, la arena, el agua, el sol, la gente… Todo vuelve a ser nuevo para ella!! Se lo ha pasado genial, con su cubito, su pala, el rastrillo. Ha flipado cada minuto en la arena, hasta que a las doce o así ha caído reventada en el carrito. Momento en el que sus papás se han tomado una jarra de medio litro de cerveza chiringuitera 😀 😀 😀

Conil de la Frontera. Dia 1

Saludos, amigos y vecinos…
Comenzamos hoy nuestra escapada de cuatro días a Conil de la Frontier, un pueblecito de Cádiz que tenía muchas ganas de visitar desde que me picara el gusanillo allá por 2004 ó 2005 cuando mi pareja de hecho universitaria, Jesús, me contó de las bondades de esta tierra.
Esta mañana, la tercera de nuestras vacaciones, nos levantamos temprano “para variar” gracias a María, sin cuyo fijo despertador podríamos haber dormido fácilmente y de un tirón hasta las nueve de la mañana, lo menos. Tras el desayuno y los preparativos, a eso de las 11 de la mañana cogimos carretera y manta y, con María durmiendo en el asiento de atrás desde el kilómetro menos 1, nos hicimos chorrocientos kilómetros del tirón, hasta que a las 12 y media paramos, poco antes de Chiclana, en una estación de servicio, a darle de comer a María que, como siempre que la sacamos de su hábitat, y sin trona al canto, comió más mal que bien un puré de verduras que como son para ella los llamamos potito y medio yogurth. A eso de las dos y media, previo berrinche de la enana harta de tanto coche, llegamos a nuestro hotel: Fuerte Costa Luz, un Resort de cuatro estrellas a las afueras del pueblo, con vistas a la puesta de sol, mucho mejor que algunos cinco estrellas de los de “cría fama y échate a dormir”.

 

Istanbul, Grand Bazar, Cisterna de la basílica, Capadocia, Ürgup, Göreme

Muy buenas de nuevo familia, amigos y vecinos Como habréis comprobado hemos llegado sanos y salvos!!! Pero vamos a lo importante. El miércoles nos levantamos como siempre temprano, desayunamos en el hotel y nos fuimos a alquilar el coche. Nuestra intención era alquilar una mini-van de 9 plazas, pero la primera agencia que miramos nos…